2 2659 3050

Lun - Jue: 9:00 a 19:00 hrs
Viernes: 9:00 a 17:00 hrs

600 5719 300

Primera consulta gratis

+569 4252 8377

Escríbenos por WhatsApp

2 2659 3050

Lun - Jue: 9:00 a 19:00 hrs
Viernes: 9:00 a 17:00 hrs

600 5719 300

Primera consulta gratis

+569 4252 8377

Escríbenos por WhatsApp

Renegociar v/s liquidarse: ¿En qué consisten estos procedimientos?

Más de 4,9 millones de chilenos se encuentran en Dicom, según el último informe de morosidad dado a conocer por Equifax y la Universidad San Sebastián. En promedio las personas que se han atrasado con el pago de sus compromisos financieros deben 1,8 millones de pesos.  

Las cifras se dan a conocer en el contexto de la actual crisis sanitaria, que ha afectado la salud y el bolsillo de los chilenos.

Ante este escenario es fundamental conocer algunas de las alternativas que existen para enfrentar el sobreendeudamiento y buscar una forma de salir adelante si, por ejemplo, perdimos el empleo.

¿Sabías que puedes renegociar tus deudas? Este es un procedimiento contemplado en la Ley de Insolvencia y Reemprendimiento (Ley N.° 20.720), que permite que las personas que se han atrasado con el pago de sus deudas puedan buscar nuevas condiciones de pago.

Esta es una alternativa gratuita que se puede tramitar ante la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento.

“Se pueden lograr nuevas y mejores condiciones de pago para que la persona pueda asumir sus compromisos financieros. Incluso, optar a la condonación de intereses y de parte del capital adeudado”, explica el abogado y fundador de Defensa Deudores Ricardo Ibáñez.

Es importante saber que para acceder a este procedimiento debe tener al menos dos deudas impagas por más de 90 días corridos, las que deben sumar más de 80 UF (Más de dos millones de pesos) y no debe haber sido notificado de una demanda de cobranza.

Tampoco pueden optar por la renegociación las personas que hayan emitido una o más boletas de honorarios los últimos 24 meses antes de solicitar acogerse a este procedimiento y quienes tributan como contribuyentes de 1° categoría.

Revisa también:

Las tres R que no debes confundir: renegociar, repactar y refinanciar

La quiebra

Los chilenos que iniciaron el proceso liquidación o quiebra durante el último trimestre (febrero-abril) lo hicieron con un promedio de deudas de $27,4 millones, de acuerdo al Barómetro de la deuda, realizado recientemente por Defensa Deudores y la Universidad de Playa Ancha.

Cuando no es posible pagar las deudas, aunque se obtengan mayores plazos, existe la alternativa de solicitar la liquidación voluntaria. En este caso, la persona con compromisos impagos deberá entregar sus bienes y con la venta de estos se buscará pagar a los acreedores.

Aunque el monto de la deuda sea superior al valor de sus bienes, tras someterse a la liquidación, todos los compromisos financieros quedan extintos y podrá salir de los registros de morosidad, como Dicom.

Todo aquel que tenga una deuda puede liquidarse y para hacerlo debe contar con la representación de un abogado. Por ejemplo, podrán optar a este procedimiento las personas sujetas a un contrato de trabajo. También, quienes sean sujeto de crédito, aunque no estén empleados, como dueñas de casa, estudiantes y personas jubiladas.

Te puede interesar:

Me puedo declarar en quiebra si estoy cesante

No se exige un determinado número de deudas pendientes para liquidarse, ni tampoco un monto mínimo. Aunque se debe tener en cuenta que se deberá acreditar que por el nivel de compromisos financieros que tiene le resulta imposible pagar.