2 2659 3050

Lun - Vier: 9:00 a 19:00 hrs

600 5719 300

Primera consulta gratis

+569 4252 8377

Escríbenos por WhatsApp

2 2659 3050

Lun - Vier: 9:00 a 19:00 hrs

600 5719 300

Primera consulta gratis

+569 4252 8377

Escríbenos por WhatsApp

¿Pueden embargar a mi familia por mis deudas?

Oír la palabra embargo resulta terrorífico para quienes tienen problemas financieros y no han podido cumplir con el pago de sus deudas. A pesar del temor que se puede sentir, muchos no tienen claro qué implica este concepto y suelen confundirse.

“El embargo no es el retiro de los bienes, como la gente suele creer, es una etapa anterior: es el inventario y tasación de bienes de un deudor, con cuyo remate se busca pagar lo adeudado al acreedor”, explica Mario Espinosa, abogado de Defensa Deudores y gerente general de Grupo Defensa.

La gestión del embargo es realizada por un funcionado llamado receptor judicial, quien tras recibir la orden de un tribunal concurrirá al domicilio del deudor. Durante la diligencia procederá a tomar nota de los bienes muebles, de propiedad del demandado, hasta la cantidad que sea necesaria para cubrir la deuda que mantiene con su acreedor: la institución o persona que le prestó dinero.

El receptor judicial, en la gran mayoría de los casos, dejará al deudor como depositario de los bienes, es decir, que éstos no serán retirados del inmueble inmediatamente. En un acto posterior, se llevarán los bienes considerados para ser rematados por un martillero público para el pago de la deuda.

Alternativas

Frente a la gestión de un embargo siempre existen alternativas a las que se puede recurrir. Lo más recomendable es alcanzar un acuerdo extrajudicial con el acreedor o con su representante, relacionado con el pago de la deuda.

Se aconseja que este tipo de acuerdos cuente con la asesoría de un abogado, ya que él podrá resguardar de mejor manera sus derechos e intereses, evitando incrementar de forma desproporcionada el monto adeudado.

Si no se alcanza un acuerdo extrajudicial, es conveniente que el deudor opte por defenderse en el juicio iniciado en su contra, para lo cual necesariamente deberá contar con el patrocinio de un abogado.

Bienes del deudor

Es importante tener claro que el embargo sólo puede recaer sobre bienes del deudor y no de terceros, como sus familiares.

“Si se produce el embargo sobre bienes que no son o no están en posesión del deudor el real dueño puede alegar ante el tribunal para que se deje sin efecto y no se pierdan los bienes por una deuda ajena”, dice Espinosa.

El abogado recalca que “la única forma que el tribunal tiene para saber que los bienes no son del deudor es a través de la figura de la tercería de posesión, por lo que persona afectada deberá comparecer ante el tribunal y contar con el patrocinio de un abogado. De no hacerlo se podría arriesgar a que sus bienes sean retirados y posteriormente rematados”.

Como resultado de la tercería el tribunal ordenará el alzamiento del embargo que pesa sobre los bienes muebles y se liberará al dueño de toda responsabilidad.

En Defensa Deudores contamos con abogados que podrán asesorarte si tienes problemas con tus deudas y existe la amenaza de embargo. Contáctanos y podremos ayudarte.