2 2659 3050

Lun - Vier: 9:00 a 19:00 hrs
Viernes: 9:00 a 17:00 hrs

600 5719 300

Primera consulta gratis

+569 4252 8377

Escríbenos por WhatsApp

2 2659 3050

Lun - Jue: 9:00 a 19:00 hrs
Viernes: 9:00 a 17:00 hrs

600 5719 300

Primera consulta gratis

+569 4252 8377

Escríbenos por WhatsApp

Pagué mis deudas y sigo registrado como moroso: ¿De qué forma me defiendo?

Lograr ponerse al día con las deudas atrasadas no resulta fácil y es un paso que realizan quienes buscan la rehabilitación financiera para quedar con sus antecedentes comerciales limpios.

Cuando se encuentra moroso su nombre podría figurar en el Boletín Comercial: banco de datos con información económica, financiera, bancaria o comercial. También, las personas que se han atrasado con el pago de sus deudas podrían estar en Dicom.

“Dicom es una base de datos, pero la oficial es la del Boletín Comercial que depende de la Cámara de Comercio de Santiago. Dicom compra la base de datos al Boletín”, explica Mario Espinosa, abogado y gerente general de Grupo Defensa.

Si logró saldar sus deudas atrasadas, la institución financiera con la que se mantenía morosa y por la que figura en el Boletín Comercial debe encargarse de informar que ya no existen pagos pendientes. Deberá dar aviso a más tardar en un plazo de siete días hábiles.

Espinosa señala que no hacerlo es una infracción a la Ley de Protección de la vida privada y los afectados pueden interponer un Recurso de Protección.

Si existe tardanza en la gestión, la persona puede concurrir con un certificado de deuda, emitido por el acreedor, ante el Boletín Comercial con el fin de informar su situación y apurar el proceso de eliminación de antecedentes en el Registro.

Dicho documento debe acreditar que la cuota morosa fue pagada, regularizada o que existe un acuerdo de pago: renegociación o repactación.

En caso de haber llegado al registro por un cheque, letra o pagaré protestado se deberá presentar también en una de las oficinas del boletín comercial con el documento original con la respectiva acta de protesto adjunta.

Las formas de salir de Dicom

Hay que recordar que la forma más básica de salir del registro de morosos es pagar la deuda o repactarla, aunque esta no es la mejor opción por el pago de intereses.

Por otra parte, una deuda no puede estar publicada por más de cinco años desde su vencimiento en el Boletín Comercial y si se cumple con este plazo el nombre de la persona morosa debe eliminarse.

Otra opción es acogerse a la Ley 20.720: Ley de Reorganización y Liquidación de Empresas y Personas, la que establece procedimientos para renegociar o reorganizar las deudas o declararse en quiebra.

En el caso de la renegociación, las deudas siguen existiendo, pero se fijarán mejores condiciones para su pago. Este procedimiento es de carácter gratuito y se tramita en la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento (Superir).

El proceso de liquidación requiere del patrocinio de un abogado y permitirá que las deudas se extingan. Se debe tramitar ante un tribunal que corresponda al domicilio del deudor.