2 2659 3050

Lun - Jue: 9:00 a 19:00 hrs
Viernes: 9:00 a 17:00 hrs

600 5719 300

Primera consulta gratis

+569 4252 8377

Escríbenos por WhatsApp

2 2659 3050

Lun - Jue: 9:00 a 19:00 hrs
Viernes: 9:00 a 17:00 hrs

600 5719 300

Primera consulta gratis

+569 4252 8377

Escríbenos por WhatsApp

¿Me puedo declarar en quiebra si estoy cesante?

La tasa de desocupación nacional llegó al 7,8% en el trimestre de diciembre 2019 a febrero 2020, de acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Estadísticas. Por el tiempo de la medición dicha cifra aún no refleja el alcance y las consecuencias que la emergencia sanitaria, provocada por el COVID-19, tendrá en el empleo y economía local. 

Quedarse sin trabajo es una situación que no resulta fácil de sobrellevar, especialmente si ya se tienen deudas y no se ha podido cumplir con el pago de algunos compromisos financieros.

Durante este periodo la principal preocupación es encontrar la forma para mantener el hogar y buscar una nueva fuente de ingresos. También, se evalúan diferentes alternativas al tener que enfrentar problemas de sobreendeudamiento.

En esta situación es normal sentir incertidumbre y que surjan numerosas dudas. En Defensa Deudores hoy respondemos una de ellas: ¿Las personas cesantes se pueden declarar en quiebra?

La respuesta es sí: La Ley de Insolvencia y Reemprendimiento (Ley 20.720) permite que las personas que están insolventes, es decir, que no pueden pagar sus deudas con sus ingresos, se acojan a ella.

Te puede interesar:

Las desventajas de la Ley de Insolvencia y Reemprendimiento

¿Qué debo hacer?


“Para declararse en quiebra debe contar con la asesoría de un abogado, quien deberá presentar una solicitud de liquidación. El procedimiento contempla que la persona deudora entregue sus bienes, ya que con la venta se buscará pagar a sus acreedores”, explica el abogado Ricardo Ibáñez.

¿Qué pasa si el monto de mi deuda es mayor al valor de mis bienes?

Si con la venta de los bienes no se logra cubrir el total de la deuda, de todas formas las obligaciones financieras se extinguen.

“Tras el procedimiento, podrá limpiar sus antecedentes comerciales: salir de Dicom y así, por ejemplo, terminar con los molestos llamados de las empresas de cobranza y la angustia por tener deudas impagas”, destaca Ibáñez.

Lee también:

¿Pueden embargar a mi familia por mis deudas?

La forma de cuidarse

Si te encuentras en problemas financieros por haberte quedado sin trabajo y puedes hacerte cargo de tus deudas, pero requieres de un mayor plazo para pagar, debes saber que la Ley de Insolvencia y Reemprendimiento permite que las personas puedan renegociar sus deudas y así acordar nuevas y mejores condiciones de pago a sus acreedores.

Este procedimiento es gratuito y se tramita ante la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento (Superir).

Por eso es importante informarse de las alternativas a las que se puede recurrir antes de tomar una decisión. Por ejemplo, el gobierno y la banca han anunciado medidas para que las personas y pymes puedan enfrentar las consecuencias económicas que provocará la pandemia.

Además, en este periodo sin trabajo es clave ser cauteloso con los gastos, tener claro los ingresos que se tendrán en el mes o el dinero con que se cuenta, como ahorros previos o el Seguro de Cesantía. También, el monto y fecha de las deudas que se deben pagar.