2 2659 3050

Lun - Jue: 9:00 a 19:00 hrs
Viernes: 9:00 a 17:00 hrs

600 5719 300

Primera consulta gratis

+569 4252 8377

Escríbenos por WhatsApp

2 2659 3050

Lun - Jue: 9:00 a 19:00 hrs
Viernes: 9:00 a 17:00 hrs

600 5719 300

Primera consulta gratis

+569 4252 8377

Escríbenos por WhatsApp

Más de 4, 3 millones de chilenos en Dicom: ¿Cómo enfrentar el sobreendeudamiento?

Son 4.384.502 los chilenos que se han atrasado con el pago de sus deudas y se encuentran en Dicom, de acuerdo al informe de morosidad del tercer trimestre (julio-septiembre) de 2020, que fue elaborado por Equifax y la Universidad San Sebastián.  Dicha cifra representa una disminución del 11,6% en comparación con el trimestre anterior (abril-junio).

“El informe de deuda morosa muestra una aparente mejoría en los niveles de morosidad de los chilenos. Que haya bajado el número de deudores morosos podría llevarnos a pensar que las finanzas de las familias chilenas se encuentran en mejor situación, sin embargo, esta baja tiene que ver con la contingencia”, señala el abogado Mario Espinosa.

De acuerdo al especialista, estas cifras se relacionan con una serie de factores, como la entrada en vigencia de la “Ley Chao Dicom”, que prohíbe que se registren las deudas por educación. También, la aprobación del primer retiro del 10% de los fondos previsionales y las distintas medidas adoptadas por el gobierno durante la pandemia en beneficio de las personas.

También te puede interesar:

“Una vez que se termine el efecto de estas medidas vamos a volver a los niveles de endeudamiento y morosidad anterior, lo que creo podría reflejarse a partir del segundo trimestre del año 2021”, agrega Espinosa.

Además, el monto de la mora promedio alcanzó $1.999.200, lo que representa un aumento 5,4% con respecto al trimestre anterior, revela el mismo informe.  También, se indica en la que el 42% de las personas morosas le debe al retail y el 27% a la banca.

Las consecuencias de estar moroso 

Tener deudas impagas podría tener una serie de consecuencias, como llegar a los registros de morosidad, recibir constantemente llamados de cobranza, ser demandado por el acreedor y eventualmente exponerse al embargo y posterior remate de los bienes.

Por esta razón, es fundamental buscar ayuda de forma oportuna cuando se comienza a experimentar problemas financieros.

Existen herramientas legales a la que se pueden recurrir como la Ley de Insolvencia y Reemprendimiento (Ley 20.720).

La normativa contempla dos procedimientos en el caso de las personas naturales:

1-La renegociación: es una propuesta de pago que presenta el deudor ante la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento (Superir), quien actuará como órgano intermediario entre el deudor y sus acreedores.

Es un procedimiento gratuito donde se pueden lograr nuevas y mejores condiciones de pago para que la persona pueda asumir sus compromisos financieros. Incluso, optar a la condonación de intereses y de parte del capital adeudado, cuotas que ajusten a la capacidad financiera del deudor, y no pedirán pie.

2-La liquidación o quiebra: permite que las personas y empresas con deudas impagas y que no tienen posibilidades de asumir estas obligaciones puedan encontrar una salida.

También revisa: 

Al someterse a la quiebra la persona deudora deberá entregar todos sus bienes a un Liquidador, persona nombrada por la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento, para que con la venta de sus bienes se pague a los acreedores. Aunque el monto adeudado sea superior al valor de los bienes y no alcance para cubrir el total de los saldos impagos, las deudas adquiridas con anterioridad al inicio del procedimiento se consideran extintas.

WhatsApp chat