2 2659 3050

Lun - Jue: 9:00 a 19:00 hrs
Viernes: 9:00 a 17:00 hrs

600 5719 300

Primera consulta gratis

+569 4252 8377

Escríbenos por WhatsApp

2 2659 3050

Lun - Jue: 9:00 a 19:00 hrs
Viernes: 9:00 a 17:00 hrs

600 5719 300

Primera consulta gratis

+569 4252 8377

Escríbenos por WhatsApp

Llaman a mis familiares por mis deudas atrasadas: ¿Cuáles son mis derechos?

No poder cumplir con el pago de las deudas genera angustia y también preocupación. La situación puede volverse más estresante cuando se empiezan a recibir insistentes llamados de cobranza.

Mantener la calma y encontrar la forma de salir adelante no resulta sencillo si consideramos el actual escenario que vive el país por la pandemia Covid-19.

“Es importante saber que a pesar de haberse atrasado con el pago de sus cuentas tiene derechos que deben ser respetados”, señala el abogado de Defensa Deudores Ricardo Ibáñez.

Reclamos por cobranza extrajudicial

En 2019 el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) recibió cerca de 19 mil reclamos relacionados con cobranzas extrajudiciales y en lo que va de este año, ha recibido más de 4.300 casos.

Entre los principales motivos de los consumidores para denunciar se encuentran: cobranza por deudas que no corresponden, acciones de cobranza que afectan la vida familiar y laboral de las personas y hostigamiento en general.

La cobranza es un acto regulado legalmente y no puede ser sinónimo de vivir angustiado y perseguido 24/7.

Las empresas de cobranza no pueden:

1-Llamar a  familiares: En algunos casos cuando no logran dar con el deudor que se ha atrasado con sus pagos, las empresas de cobranza extrajudicial comienzan a llamar insistentemente a sus familiares para informarles de la situación de morosidad.

Dicha práctica no corresponde, porque sólo debe ser entregada la información a la persona morosa y ella es quien debe responder, no sus cercanos.

2-Dejar recados en el trabajo: Otra mala práctica es cuando una empresa de cobranza llama al lugar de trabajo del deudor moroso y le entrega datos de su situación financiera a otra persona, ya que por ley no pueden difundir esta información a terceros.

3-Enviar cartas amenazando con embargo: En ocasiones algunas empresas de cobranza envían cartas que simulan ser demandas judiciales. En ellas se ocupan términos, como embargo, para asustar al deudor.

Pero debes saber que la notificación de embargo es realizada por un receptor judicial en el hogar de la persona morosa que fue demandada en un juicio de cobranza por su acreedor. Esta diligencia debe ser solicitada por un tribunal.

Te puede interesar:

¿Pueden embargar a mi familia por mis deudas?

4-Llamar 24/7: Las empresas de cobranza sólo pueden llamar de lunes a sábado entre las 8 y 20 horas.

Si llaman fuera de ese horario, el día domingo o un feriado, están incumpliendo.

Si estas empresas incurren en una mala práctica puedes recurrir al Sernac, al Juzgado de Policía local y también presentar un Recurso de Protección ante la Corte de Apelaciones.
Revisa también:

Existen alternativas para enfrentar el sobreendeudamiento y así poder recuperar la tranquilidad y dejar de estar recibiendo constantemente llamados para cobrar el monto atrasado.

Es fundamental buscar la forma de enfrentar esta situación y considerar que existen herramientas legales, como la Ley de Insolvencia y Reemprendimiento ( Ley Nº 20.720), normativa que permite renegociar las deudas. Si no es posible hacerlo, existe la opción de solicitar la liquidación voluntaria (quiebra).

WhatsApp chat