2 2659 3050

Lun - Vier: 9:00 a 19:00 hrs

600 5719 300

Primera consulta gratis

+569 4252 8377

Escríbenos por WhatsApp

2 2659 3050

Lun - Vier: 9:00 a 19:00 hrs

600 5719 300

Primera consulta gratis

+569 4252 8377

Escríbenos por WhatsApp

¿Cómo una persona se puede declarar en quiebra?

En octubre de 2014 entró en vigencia en el país la Ley de Reorganización y Liquidación de Empresas y Personas (Ley 20.720). La normativa permite que las empresas y personas naturales puedan enfrentar sus problemas de sobreendeudamiento.

La Asociación de Bancos (Abif) publicó un informe en el que detalla que la cantidad de personas que han recurrido a la ley para solicitar su liquidación voluntaria (quiebra) ha experimentado un aumento sostenido, entre 2015 y 2018, pasando de 288 a 3.536.

“Esta alternativa extingue completamente las deudas y por lo tanto se eliminan nuestros registros de antecedentes comerciales”, destaca Ricardo Ibáñez, abogado y fundador de Defensa Deudores.

El abogado explica que este procedimiento tiene por objeto pagar la deuda con la venta de todos los bienes del deudor. Si el producto de la deuda no alcanza para pagar la totalidad del saldo pendiente, este monto igualmente se extingue. Este es un procedimiento judicial, por lo que requiere contar con el patrocinio de un abogado y se tramita ante el tribunal civil que corresponda al domicilio del deudor.

Lo que debe hacer Para recurrir a la liquidación voluntaria “debe acompañar una solicitud al tribunal correspondiente a su domicilio, la que debe estar patrocinada por un abogado, quien actúa como representante frente al tribunal”, explica Ibáñez.

Además, se deben acompañar otros antecedentes:

1. Listado de bienes y lugar en que se encuentren.
2. Listado de juicios pendientes del deudor.
3. Estado de la deudas, con nombre, domicilio y datos de contactos de los acreedores, indicando el tipo de crédito.
Por otra parte, Ibáñez comenta que si me quedé sin dinero este mes y no sé qué hacer otra alternativa para enfrentar el sobreendeudamiento es “acudir a la herramienta gratuita y administrativa, como es la renegociación de nuestras deudas al amparo la Ley 20.720”.

Para recurrir a la renegociación los deudores deben: “Tener dos o más deudas que sumen más de 80 UF, 90 días de morosidad y deben ser deudas respecto a las que no se hayan iniciado procedimientos ejecutivos o de cobros, que no exista un embargo de bienes del deudor, producto de esa deuda”.