2 2659 3050

Lun - Vier: 9:00 a 19:00 hrs
Viernes: 9:00 a 17:00 hrs

600 5719 300

Primera consulta gratis

+569 4252 8377

Escríbenos por WhatsApp

2 2659 3050

Lun - Jue: 9:00 a 19:00 hrs
Viernes: 9:00 a 17:00 hrs

600 5719 300

Primera consulta gratis

+569 4252 8377

Escríbenos por WhatsApp

¿Cómo salir de la bicicleta de las deudas?

El 76% de los chilenos declara estar endeudado y el 25% reconoce hacer la “bicicleta” para pagar sus deudas con un crédito bancario, detalló la encuesta “El Chile que viene”, realizada por Cadem y que fue publicada en abril.

Las principales razones del endeudamiento tienen que ver con compras en las grandes tiendas (42%), educación (40%) y compras o pagos del día a día (38%). En cuanto a la forma de endeudarse encabeza la lista la tarjeta de crédito con casas comerciales (53%), seguidas por las tarjetas de crédito bancarias (34%), los préstamos familiares (25%) y créditos de consumo (25%).

Rutina de la bicicleta finaniera:

De esta manera, para muchos es imposible llegar a fin de mes con los ingresos que se tienen disponibles y se considera en el presupuesto mensual el cupo de la línea de crédito y de las tarjetas bancarias.  Además, se recurre a préstamos de terceros y a otros mecanismos que permitan cubrir parte de las deudas que se tienen.

Entre los “hábitos” de quienes practican la bicicleta se encuentra pedir uno o varios avances en efectivo, en diferentes instituciones, para pagar la línea de crédito o utilizarlo para costear la cuota de un crédito de consumo o un crédito hipotecario.

También, se recurre a las tarjetas de crédito para costear compras, como la del supermercado o para pagar cuentas básicas, las que deberían estar incluidas en el presupuesto mensual. En este caso, con frecuencia sólo es posible costear el pago mínimo de la tarjeta, que implica el pago principalmente de intereses.

Ante esta situación cuesta priorizar y lograr decidir cuál pagar primero y cuál postergar. Muchas veces, por ejemplo, se deja pagar la cuota del crédito hipotecario al ser un monto alto para algunos bolsillos y se arriesga el sueño de la casa propia.

Consolidar la deuda

Ricardo Ibáñez, abogado y fundador de Defensa Deudores, comenta que es clave asumir la situación financiera en que nos encontramos: “Tenemos que ser sinceros, reconocer si estamos sobreendeudados y estructurar un plan de refinanciamiento de nuestras deudas”.

La ley número 20.720: Ley de Reorganización y Liquidación de Empresas y Personas permite dos procedimientos que van en ayuda de la persona deudora que se ha visto financieramente superada en el cumplimiento de sus obligaciones.

Uno de ellos es la renegociación, cuyo objetivo es establecer un nuevo acuerdo de pago de las deudas. Este procedimiento es de carácter gratuito y con él se logran mejores condiciones de pago para que la persona pueda asumir sus compromisos financieros.

Otra alternativa a la que se puede recurrir es la liquidación: este procedimiento tiene por objeto pagar la deuda con la venta de todos los bienes del deudor

“Una opción que puede ser buena es realizar una compra de cartera de nuestras deudas y dejar de pagar intereses distintos, por cada tarjeta de crédito y crédito de consumo que tenemos, concentrar todo en una gran deuda con un solo banco”, agrega Ibáñez.