2 2659 3050

Lun - Jue: 9:00 a 19:00 hrs
Viernes: 9:00 a 17:00 hrs

600 5719 300

Primera consulta gratis

+569 4252 8377

Escríbenos por WhatsApp

2 2659 3050

Lun - Jue: 9:00 a 19:00 hrs
Viernes: 9:00 a 17:00 hrs

600 5719 300

Primera consulta gratis

+569 4252 8377

Escríbenos por WhatsApp

¿Cómo sacar mi pyme adelante?

¿Cómo sacar mi pyme adelante?

El lunes comenzó a celebrarse en todas las regiones del país la octava versión de la Semana de la Pyme, evento a nivel nacional que con 237 actividades busca reconocer el trabajo y esfuerzo de las micro, pequeñas y medianas empresas.

Emprender no es fácil y no basta sólo con tener una buena idea. Se debe tener claro que siempre existirán amenazas y que una incorrecta priorización de los riesgos generará pérdidas.

La importancia de planificar

“Se acerca el final de año y lo ideal es abrir un proceso de revisión de objetivos y planes para crecer junto a tu pyme”, comenta el abogado y fundador de Defensadeudores.cl Ricardo Ibáñez.

Siempre debe haber una buena planificación financiera que guie a la empresa. El objetivo es minimizar los riesgos, al mismo tiempo que se aprovechan las oportunidades y recursos económicos.

“Hay que planificar a largo plazo: plantear objetivos a tres años. De esta manera, disminuye la incertidumbre e improvisación”, recalca Ibáñez.

El abogado explica que también es fundamental revisar la contabilidad de tu negocio, hacer una evaluación de logros y pérdidas. Además, hay que considerar el contexto económico tanto a nivel nacional, como internacional.

No mezclar el dinero

Un aspecto clave es separar los ingresos y egresos del hogar frente a los del negocio, ya que un error frecuente en el caso de los emprendimientos es mezclar ambos dineros y usar los recursos propios para cubrir problemas de la pyme.

“No contar con capital de trabajo significa no disponer de dinero para materia prima o para el pago de otros gastos necesarios”, explica Ibáñez.

Una de las recomendaciones del abogado, para lograr ordenarse, es “abrir una cuenta bancaria para el negocio: visualizar ingresos y egresos. Contar con un presupuesto exclusivo para el negocio”.

Ibáñez agrega que también se deben hacer un presupuesto, donde se incluyan los gastos fijos, como sueldos de trabajadores, servicios básicos y arriendos. Otro punto a considerar son los gastos variables: insumos y materias primas para la producción.

Las pymes en Chile

“En septiembre, se crearon más de 10 mil empresas en Chile, lo que implicó un aumento de 14% con respecto al mismo mes del año anterior. Esto ha permitido sumar más de 142 mil nuevos emprendimientos en los últimos 12 meses”, comentó el ministro de Economía, Fomento y Turismo, Juan Andrés Fontaine, en una actividad pública.

La Radiografía del emprendimiento en Chile 2019, realizada por la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech), detalla que el 80,2% de los emprendedores ha iniciado su negocio en base a recursos propios.

El 61,8% de los emprendedores declaró haber fracaso alguna vez. Entre los principales motivos asociados al fracaso se encuentran: problemas para conseguir financiamiento (11,7%), falta de capital de trabajo (11,4%), falta de clientes (10,1%) y mala administración del negocio (10,9%), entre otros factores.

¿Qué opciones tengo?

Hay que recordar que frente a problemas de sobreendeudamiento las pymes pueden encontrar alternativas. Tener complicaciones económicas no es sinónimo de fracasar.

Uno de los problemas más frecuente es dejar pasar el tiempo y no buscar ayuda. Entre los síntomas que pueden indicarnos que las cosas no están bien en nuestro negocio se encuentran: recurrir a préstamos personales para destinarlos a la empresa, factorizar documentos, declarar cotizaciones previsionales y no pagarlas.

La Ley 20.720: Ley de Insolvencia y Reemprendimiento permite optar entre dos alternativas a las empresas deudoras:

Liquidación voluntaria: Este procedimiento permite que toda empresa que se encuentra en un estado de insolvencia económica, sin poder cumplir con sus obligaciones, pueda extinguir la totalidad de las deudas, siendo eliminada de los informes comerciales y así mejorar su situación financiera.

En este caso un liquidador administrará y venderá los bienes de la empresa deudora para efectuar el pago a sus acreedores, incluidos los trabajadores.

Desde que entró en vigencia la Ley de Insolvencia y Reemprendimiento(octubre de 2014) se han liquidado 4.626 empresas.

Reorganización: Existe otro procedimiento de carácter judicial al que se puede recurrir y que se denomina reorganización. En este caso, la empresa deudora propone a sus acreedores una nueva forma de pago para sus deudas, efectuando así una reestructuración de su pasivo y activo.